top of page

Prevenir el

sinsentido

prevenir el sinsentido.jpeg

Entre el 11 y el 14 de diciembre de 2023 acompañamos la reunión de cierre y proyección del equipo para Colombia de una de las farmacéuticas más importantes del mundo.

 

La misión: Darle sentido al encuentro de un equipo responsable de la prevención de dos enfermedades que están causando cada vez más sufrimiento. ¿Darle sentido? ¿Acaso estos profesionales no comprenden el propósito de su labor? Claro que sí. Cada uno de ellos y de ellas trabaja con pasión y realizan su proyecto profesional conscientes del objetivo del servicio que ofrecen a los pacientes, y de la estrategia para lograrlo. Sin embargo, es necesario sacar un momento para renovar la conexión con el sentido común que los hace equipo, con sus acuerdos para la coordinación de acciones y para crear un plan que integre dicha elección por el cuidado de la vida con el alto desempeño en el negocio como empresa. Sus productos son el resultado de un desarrollo científico excepcional que debe ser llevado a quien lo necesite en el momento oportuno y con un precio justo.

 

La propuesta: Integrar las sesiones de formación técnica con nuestra oferta de entrenamiento en habilidades para la conversación: la reflexión y transformación del lenguaje con el que las personas definen y se emocionan con lo que hacen acordando una misión y un plan que se traduce en acciones diarias. Por respeto a nuestros acuerdos de confidencialidad no compartiremos los detalles de la aplicación del modelo a las especificidades del proyecto. Sin embargo, con autorización de los lideres, les contaremos el paso a paso con la intención de ponerlo al servicio de quienes lean este artículo les sea útil para sus proyectos en otros contextos.

Yo: La primera actividad del encuentro fue una experiencia que, a través de canciones, teatro e historias inspiradoras propone una reflexión sobre el sentido personal. Con la idea de que “uno vive según la banda sonora que suena en su cabeza”, recorrimos los pasos del “Depende de Mí”:

0

Estar presente

Desde el “Depende de Mí”, apelar a la reflexión ética de cada participante para reconocer que es parte del problema y de la solución y a la elección de encontrarse para construir soluciones. 

1

Humildad

Reconocer que lo que cada quien ve de la realidad es una perspectiva, no la verdad absoluta.

2

Lenguaje

Observar el lenguaje como el filtro con el que los seres humanos percibimos la realidad.

3

Elección

En nuestro contexto diferenciar las conversaciones que nos hacen víctimas o que abren posibilidades.

4

Propósito

Declarar una visión de la manera como le cambio la vida a los demás haciendo lo que me gusta y siendo recompensado por hacer lo que mejor sé hacer.

5

Acción

Definir una acción de cambio viable y desafiante que me mueva hacia ese propósito en las próximas horas.

Nosotros: El segundo día de la reunión el entrenamiento se centró en las conversaciones en las cuales nos encontramos con los otros, hacemos acuerdos y servimos a otros. El movimiento corporal fue el pretexto para “darnos cuenta” de los prejuicios ocultos en nuestras conversaciones sobre lo diferente: creencias que nos ensordecen ante las otras historias, los otros ritmos. Si en el “Depende de Mí” el espejo reflejó el origen del amor, en el “Depende de Nosotros”, el encuentro con el otro le dio rostro a ese amor. Y en medio de un encuentro corporativo lleno de cifras y conceptos “duros”, el baile se hizo presente para ponernos el espejo de las conversaciones con otros, en las que dicho amor se concreta en acuerdos explícitos de servicio.

 

Para todos: Trascender es conectar el día a día con el gran sentido que nos anima. Para este equipo, salvar la vida de millones difundiendo la prevención en la salud y ofreciendo sus productos y campañas como herramienta es una misión con varios desafíos: la cultura de “estar destinados” (al que le va a pasar le pasa); el descuido por parte de padres y cuidadores quienes han delegado el cuidado de la salud; la resistencia de los médicos a los nuevos avances científicos; las injusticias en el sistema de la salud, entre otros. Son como ruidos que no dejan escuchar la banda sonora compartida.

 

Precisamente, el tercer y cuarto día lo dedicamos a co-crear una canción que declara ese propósito personal y grupal de transformar la salud en esperanza. Las estrofas y los coros que resultaron son el “grito de batalla” de quienes se proclamaron “elegidos de la prevención” para que cada día inspire su acción diaria al servicio de todos y todas.

 

Los resultados: Gracias a la empresa y a su operador que nos permitieron cerrar el año escuchando comentarios que nos dan cuenta del logro del objetivo y de la pertinencia de nuestras ideas y métodos. Gracias a Luis Carlos Fúquen por seguir haciendo del teatro la mejor manera de ponernos en los zapatos del otro, a Simón Fúquen por garantizar la memoria audiovisual del evento, a Ramiro Mendoza por hacer que todo estuviera en el momento y lugar perfectos y a Felipe Gómez por sumarse con su talento y buena vibra. Al equipo que abrió sus puertas y nos permitió sumarnos en una causa común: prevenir el sinsentido.

bottom of page